Por qué escribo

Lo reconozco, si pienso más de tres veces qué hago escribiendo me vengo abajo. En una era en la que comemos rápido, conducimos rápido, leemos rápido y hacemos todo igual de rápido o más, escribir una novela si no es tu trabajo principal, es una locura.

Es una locura porque con un trabajo a tiempo completo, la piratería, el trabajo constante de publicidad y promoción, la poca visibilidad que tenemos los autores autopublicados y las mil y una trabas que se encuentran en las ferias de libro para poder ir, convierte en el oficio en una carrera de obstáculos en el que la toalla está siempre muy próxima de llegar al suelo de forma definitiva. ¿Y por qué lo haces? Te preguntarás. Pues en realidad no lo sé del todo. Supongo que porque tengo una carácter soñador y me gusta la paz del folio en blanco, el estar en silencio con la cabeza a mil por hora y porque al final, el escritor acaba saliendo por alguna parte, aunque no quiera.
La ilusión de crear una historia, de pasarte meses investigando viendo cómo se forma como la película de tu historia en tu cabeza. Que los personajes, seres inanimados al principio, le vas dotando de voz, de rasgos físicos, de carácter, manías… Ir encajando cada pieza del puzzle que se forma en tu cabeza hasta que llega el punto en el que la historia fluye sola y acabas la historia y ves la película de ella, y te ilusionas y disfrutas de ella aunque solo estés tú delante. Esa sensación de satisfacción es difícilmente comparable. Y también, por supuesto, porque si escribir puede servir para animar a alguien en un momento determinado o simplemente entretener, hace que tenga sentido escribir.
Hay un estereotipo de que los escritores somos personas con alma de ermitaños a los que les cuesta salir al salir al mundo. No sé si es del todo cierto, eso cada uno que juzgue, pero sí que es verdad, que para los escritores juntar letras y crear mundos paralelos es una necesidad; es una manera de vivir distinta a la habitual, pero también es una forma de volver a ser niños jugando a ser quienes sean nuestros personajes, porque en cierto modo, vivimos a través de ellos.
Por eso tiene sentido escribir.
Y recuerda, si quieres adquirir cualquiera de mis novelas puedes hacerlo aquí.
Hasta el próximo post.
 

Descarga este relato gratis

Si quieres recibir el relato «El vecino de abajo», suscríbete aquí. De vez en cuando irás recibiendo algún correo contándote curiosidades, libros que me he leído, series… Pero prometo no llenarte la bandeja de correos inútiles.

Información Básica sobre Protección de Datos:

Responsable: Beatriz Anta Gallego

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: enviarte comunicaciones comerciales y newsletters informativas.

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@beatrizgant.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Información adicional: En la Política de privacidad, encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad, y otros temas.

El vecino de abajo - Regalo de suscripción

Artículos relacionados

christmas, holiday, season-6855327.jpg

Lectores cero

Hola, hola. ¿Es posible que lleve meses sin publicar post y de repente se reactive la actividad? Sí, lo es,

Seguir leyendo »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información Básica sobre Protección de Datos:

Responsable: Beatriz Anta Gallego

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@beatrizgant.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Información adicional: En la Política de privacidad, encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad, y otros temas.