Lectores cero

christmas, holiday, season-6855327.jpg

Hola, hola.

¿Es posible que lleve meses sin publicar post y de repente se reactive la actividad? Sí, lo es, pero creo que en esta ocasión merece la pena.

Hablar de lectores cero, es hablar de las personas que más pueden y deben influir en tu obra. En mi opinión, si son buenos y no te mienten o engañan (que eso se presupone, dado que los eliges), pueden transformar una historia que se queda coja, en una mucho más completa. Por supuesto que nadie va a quitarte tu mérito como autora, pero ellos, son una pieza clave.

Mi consejo es que dado que quien se va a leer tu novela va a hacer un gran esfuerzo, lo primero que debes hacer es estar agradecida. Quien se lee tu novela como lector cero va a hacer un gran esfuerzo. Lo primero de tiempo. Suena manido, pero es lo más valioso que tenemos y un lector cero no es alguien que esté disfrutando de tu historia como lo harán quienes se la compren, no. Tu lector tiene -o debería tener- ojos escrutadores que preste atención a los detalles, por eso le llevará más tiempo de lo normal leer tu historia. Por eso, y dado que su lectura va a ser prestando mucha más atención, puedes enviarle un listado de preguntas para guiar su lectura. Tranquila, que al final te lo dejo.

Segundo consejo: si tus lectores cero no encuentran ningún error, es que algo falla. Revisa si tu lector cero suele lee mucho, o si por el contrario no se lee ni los ingredientes del champú mientras está en el cuarto de baño. Lo sé, ha sonado muy viejuno, pero soy de la generación en cuya infancia no había ni móviles, ni tablets xD, y creo que sabes a lo que me refiero. Si tu lector cero es profesional, mejor que mejor, pero si no puedes pagar el coste de ello, busca a personas que sepas que no te va a dar palmaditas en la espalda por caerte bien.

Tercero: acepta las críticas negativas. Siempre es mucho mejor una muy mala crítica en esta etapa de creación, que cuando hayas publicado la novela. La primera reseña de una estrella en Amazon te puede hundir en la más absoluta de las miserias, y más si es tu primera novela. No es que en las siguientes no duelan (que por supuesto lo hacen), pero te aliviará el mal trago si has puesto todo el empeño para que tu producto final esté lo mejor posible. Por eso los lectores cero son tan importantes, además de una buena corrección, pero de eso hablaré en otro post.

Cuarto: revisa sus comentarios y aprende. Muchas veces lo que para ti está claro, para tu lector cero no. Piensa que tú conoces la historia de principio a fin y sabes todo de la historia, pero conocer la historia en profundidad no es sinónimo, ni muchísimo menos, de saber plasmarlo. Una vez recibidas las críticas agrúpalas y revisa cuáles se repiten, si lo hacen, cámbialo. Dos o tres opiniones coincidentes suelen ser sinónimo de que esa parte no está bien. Ahora bien, si esa parte te gusta muchísimo y por lo que sea tiene que estar sí o sí dale una vuelta. No renuncies a ella, pero analiza qué puede estar fallando y cámbialo.

Quinto: ten más de un lector cero. Lo ideal es entre tres y cinco. Si tienes una lectora cero profesional puede no ser necesario tener un número tan numeroso, pero eso ya debe ser tú quien lo valore bien. Si tu género es la fantasía o la romántica y te puedes permitir esta inversión Ana González Duque seguro que te puede ayudar a que tu historia esté más lustrosa. Es una mujer excepcional, profesional y de la que se puede aprender mucho.

Sexto. No sé cómo me he dejado este consejo para el final. Quizás porque cuando abres un melón, te salen muchos y aquí van unos cuantos. Elige lectores cero de tu género. Si escribes romántica, que sean lectores de romántica. Si por el contrario la historia es de terror, personas que les encante las novelas de terror… Puede parecer evidente, pero se te puede pasar.

Séptimo, ni qué decir tiene que los pongas en los agradecimientos. Si tu prima Maripuri que lee mucho y tienes mucha confianza ha sido tu lectora cero, no te cuesta nada dedicarle unas frasecitas.

Pues bien, aquí va un cuestionario lectores cero que si quieres me puedes pedir por privado y que he utilizado recientemente. Espero que te sirva de ayuda y si es así, déjamelo en comentarios.

Un abrazo

Firma

Descarga este relato gratis

Si quieres recibir el relato «El vecino de abajo», suscríbete aquí. De vez en cuando irás recibiendo algún correo contándote curiosidades, libros que me he leído, series… Pero prometo no llenarte la bandeja de correos inútiles.

Información Básica sobre Protección de Datos:

Responsable: Beatriz Anta Gallego

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: enviarte comunicaciones comerciales y newsletters informativas.

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@beatrizgant.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Información adicional: En la Política de privacidad, encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad, y otros temas.

El vecino de abajo - Regalo de suscripción

Artículos relacionados

christmas, holiday, season-6855327.jpg

Lectores cero

Hola, hola. ¿Es posible que lleve meses sin publicar post y de repente se reactive la actividad? Sí, lo es,

Seguir leyendo »

El fracaso

Os voy a contar un pedacito de mi historia. 👉Recuerdo que cuando me pedí la excedencia para estudiar la oposición

Seguir leyendo »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información Básica sobre Protección de Datos:

Responsable: Beatriz Anta Gallego

Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@beatrizgant.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Información adicional: En la Política de privacidad, encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad, y otros temas.